Alicia me pidió fotos de estudio diferentes, no quería tener la misma sesión que el resto, quería fotos atrevidas, fuera de lo común, que marcaran como es ella en realidad, una chica dulce y divertida.

Creo que tanto Alicia como yo, conectamos muy bien desde el principio, eso es una de las cosas que más valoro y que creo que son más importantes a la hora de realizar fotos a alguien, por ello me gusta estar muy encima de las personas que fotografío, hablando, escribiéndonos... porque como siempre se ha pensado, la foto captura el alma de las personas y para ello debes conocerlas muy bien...

Creo haber sacado a Alicia en todas sus facetas asi que una vez más, objetivo cumplido y todos contentos con el resultado!!