A Silvia la conozco desde que íbamos juntos al instituto, hacia muchos años que no sabía nada de ella, y en el instituto tal vez nunca habíamos hablado mucho, pero teníamos amigos en común y nos llevábamos bien, por eso no fue nada difícil conectar con ella y que las fotos salieran de maravilla desde el primer momento.

Mario sin embargo no le había visto nunca, pero eso no impidió cogerle cariño rápidamente y conseguir que fuera como si nos conociéramos de toda la vida, él siempre está intentando que te encuentres feliz y no para de hacer bromas, Silvia siempre está sonriendo, y sigue al pié de la letra su mejor frase y la que mejor la define, "un día sin sonreír es un día perdido..." cuanta razón!!! y si ya de por si siempre está feliz imagínate esperando a su bebé...

Izan ya ha nacido y junto a sus papás, formarán una gran familia que desde aquí la deseo lo mejor, mucha suerte con todo y espero que nos veamos pronto!! 

Un fuerte abrazo!!