Siempre hay que recordar los orígenes y sin duda, si hablamos de fotografía de premamá, podría decirse que este fue el origen de todo... mi primer reportaje!! 

Rocío ya era seguidora de mis fotos antes incluso de hacer este tipo de sesiones, fue ella la que me propuso hacerla y yo no sabía si iba a conseguir sacar este tipo de fotos... es muy importante trasmitir lo que sienten las futuras mamás y hacer que vean lo bonitas que están...

Gracias a Rocío y Juan Ignacio pude estrenarme en este tipo de sesiones, pude aprender lo bonita y divertida que puede ser una sesión de premamá, de llegar a imaginarme lo bonito de ese momento, de ver la conexión que tiene una madre con su bebé, lo tierna y dulce que puede llegar a ser y todo el amor y la luz que desprende una embarazada...

Fue un momento mágico y muy divertido, en el que me animó a seguir realizando sesiones de este tipo, siendo unas de las que más me solicitan, creo que puedo llegar a contar con mis fotos la belleza de este momento y poder captar todos esos sentimientos...

Ahora el pequeño Nacho es un hombrecín, pero para sus padres siempre será su bebé...

Gracias por darme la oportunidad de captar esa magia!!

Un beso chicos!! os quiero!!