Adriana nació en una gran familia, una familia que le iba a dar todo su amor y cariño, que siempre la protegerían y la cuidarían y que no dejarían que nada malo la pasara...

Ha tenido mucha suerte de tener unos papás como Araceli y Ruben...ya desde el reportaje de premamá, Araceli mostró el gran amor que iba a tener por su princesa y cuando hice la sesión de bebé, me dí cuenta que efectivamente es así, no hay nadie que la vaya a querer más que sus papás...

Este bomboncito es un amor, cada vez que la veo, me dan ganas de comérmela a besos!! y es que no siempre uno tiene la suerte de fotografiar a un angelito caído del cielo...

Te deseo que seas muy feliz en tu vida y a esos papás muchas felicidades por el bombón que habéis tenido.

Un beso muy grande a los 3!!