La preboda de Iván y Patri fue muy especial, me costó mucho convencer a Iván que era muy importante realizar las fotos para que el día de su boda estuviera más tranquilo...

Al principio no quería colaborar mucho, pero entre Patri y yo le convencimos para que se prestara a hacer algunas fotos...

Al poco de haber empezado a tomar fotos y justo cuando empezaba a salir buen material, Iván pensaba que ya habíamos terminado!! y eso que solo llevábamos 20 minutos!! pues no te queda... jajaja

Es un momento íntimo en el que hace falta tiempo para romper esa barrera con el fotógrafo y poder salir natural y olvidarse que estoy allí... 

Patri y yo acabamos muy contentos con la sesión e Iván... Iván al final se portó muy bien, venga!! jajaja

Un beso muy grande chicos!! os quiero mucho!! y lo sabéis!! Wink